Elisa y Marcela


Una película hermosa, y cruda. Con una pregunta final para pensar.
Con una realidad, que lamentablemente aún se vive en muchos lugares del mundo.
Una fotografía de lujo, realmente maravillosa.
Algunos planos son extraordinarios, con cierre entre escenas y escenas como los cierre de antaño, ese círculo que se va achicando para fundir por completo y pasar a la siguiente escena. No abundan, pero tiene los suficientes como para dar también cuenta de la época en la que pasaron los hechos, aunque haya sido filmado ahora, tiene ese toque de antaño, que se agradece.
Dos actuaciones jugadas, e interesantes, y algunos secundarios que apenas si pintan porque lo importante en esta peli son ellas dos, que se comen la pantalla. Realmente muy bien actuado.
Genial la selección de escenas para contar la historia.
Me gustó muchísimo.
Peli para tener en cuenta, claro que si.




Una película hermosa, y cruda. Con una pregunta final para pensar.
Con una realidad, que lamentablemente aún se vive en muchos lugares del mundo.
Una fotografía de lujo, realmente maravillosa.
Algunos planos son extraordinarios, con cierre entre escenas y escenas como los cierre de antaño, ese círculo que se va achicando para fundir por completo y pasar a la siguiente escena. No abundan, pero tiene los suficientes como para dar también cuenta de la época en la que pasaron los hechos, aunque haya sido filmado ahora, tiene ese toque de antaño, que se agradece.
Dos actuaciones jugadas, e interesantes, y algunos secundarios que apenas si pintan porque lo importante en esta peli son ellas dos, que se comen la pantalla. Realmente muy bien actuado.
Genial la selección de escenas para contar la historia.
Me gustó muchísimo.
Peli para tener en cuenta, claro que si.



Kimi no na wa (Tu nombre)


Cada tanto me decanto por la animación. Antes porque mi niña era pequeña. Ahora, no compartimos pixar, pero si animé.
Esta peli me la recomendó ella.
Lo importante que tiene es el mensaje. No voy a hablar mucho de ella, porque lo bueno es que la vean y saquen sus conclusiones.
Una historia de amor, con bellísimos países, unos gráficos de lujo. Como nos suele acostumbrar el animé.
Dicen que hay un hilo rojo que conecta a las personas que están destinadas a encontrarse.
En esta película se hace uso de la ciencia ficción, para dar cuenta de eso. Aquellos que no quieren cosas imaginativas, o busquen demasiada realidad, abstenercer. Es para mirar con los ojos del alma, y el corazón en un puño.
No es perfecta, pero es sensible. Muy recomendable. Me gustó tanto que me dieron ganas de seguir viendo animé.
Les dejo después de la imagen, un video que explica parte del simbolismo de esta peli. Realmente digno de ver. 





Cada tanto me decanto por la animación. Antes porque mi niña era pequeña. Ahora, no compartimos pixar, pero si animé.
Esta peli me la recomendó ella.
Lo importante que tiene es el mensaje. No voy a hablar mucho de ella, porque lo bueno es que la vean y saquen sus conclusiones.
Una historia de amor, con bellísimos países, unos gráficos de lujo. Como nos suele acostumbrar el animé.
Dicen que hay un hilo rojo que conecta a las personas que están destinadas a encontrarse.
En esta película se hace uso de la ciencia ficción, para dar cuenta de eso. Aquellos que no quieren cosas imaginativas, o busquen demasiada realidad, abstenercer. Es para mirar con los ojos del alma, y el corazón en un puño.
No es perfecta, pero es sensible. Muy recomendable. Me gustó tanto que me dieron ganas de seguir viendo animé.
Les dejo después de la imagen, un video que explica parte del simbolismo de esta peli. Realmente digno de ver. 




La maleta mexicana



Había una vez, del otro lado del océano, una guerra civil. Había también tres fotógrafos (dos hombres y una mujer) que estuvieron retratando los pormenores de la guerra.
Las consecuencias, son inalcanzables, como en toda guerra. Porque tienen eco. Un eco que dura generaciones.

Una maleta llena de negativos viaja junto a miles de exiliados. Porque el eco no solo viaja en el tiempo sino en el espacio. Llegando hasta México.
No viví esa guerra. Pero soy de las generaciones del eco. De otro eco, y otra guerra. Donde también se cruzaba el océano en busca de un lugar mejor.

70 años después, los negativos salen a la luz, y con ellos esta historia, contada por muchos sobrevivientes, y por muchas fotos, impresionantes, sobre otros tantos que no sobrevivieron.

A esta altura ya saben de qué guerra civil hablo, y de que tres fotógrafos. Pero sino, miren la película.
Un documental de los necesarios. 




Había una vez, del otro lado del océano, una guerra civil. Había también tres fotógrafos (dos hombres y una mujer) que estuvieron retratando los pormenores de la guerra.
Las consecuencias, son inalcanzables, como en toda guerra. Porque tienen eco. Un eco que dura generaciones.

Una maleta llena de negativos viaja junto a miles de exiliados. Porque el eco no solo viaja en el tiempo sino en el espacio. Llegando hasta México.
No viví esa guerra. Pero soy de las generaciones del eco. De otro eco, y otra guerra. Donde también se cruzaba el océano en busca de un lugar mejor.

70 años después, los negativos salen a la luz, y con ellos esta historia, contada por muchos sobrevivientes, y por muchas fotos, impresionantes, sobre otros tantos que no sobrevivieron.

A esta altura ya saben de qué guerra civil hablo, y de que tres fotógrafos. Pero sino, miren la película.
Un documental de los necesarios. 


Compartir
 

Mi lista de blogs

Diálogos Cinéfilos Copyright © 2009 Community is Designed by Bie Converted To Community Galleria by Cool Tricks N Tips