Intouchables


Las discapacidades, cualesquieras sean, son muy de sensiblería y altruismo para los demás, pero no para los que la sufren.
Son una rareza simpática o a veces molesta, para los demás, no para los que las tienen.
Son un modo de buscar redención para los de afuera, no para los propios zapatos.
Así, las discapacidades son usadas. Por los externos a ellas. Para fines diversos.
La inclusión no es, no debería ser, una cuestión de buena voluntad, sino un derecho. No debería ser, una cuestión de buenos modales, sino de actitud. No debería nunca estar en consonancia con la pena, lástima, o el trato diferente. Todos somos distintos, si. Pero no andas teniendo lástima de todo el mundo, ni creyendo que eres el héroe de alguien cualquiera.
Pues dejame decirte que la lástima excluye, segrega, condiciona, paraliza, más que muchas otras cosas. Tu sonrisita compasiva, no ayuda. Tus intentos de hacer bien a la comunidad guiado por esos parámetros tampoco.


Hacer bien por que si, tampoco es muy entendible. Siempre hay un porque. Pero sobretodo, lo importante, es no hacer mal. No solo haces mal maltratando; a veces, haces mal creyendo que cuidas. Sobre todo, cuando a ciencia cierta solo lo haces desde afuera, y te cambias la piel cuando se te antoja. No digo que vivas la vida que no te tocó. Vive la tuya. Y deja vivir a los demás, como mejor les sale. Todos tenemos nuestras discapacidades. Todos. Pero algunas no se notan tanto. Aunque molesten lo mismo.
Ay el arte!

A todos en algún lado nos aprietan los zapatos. Y si no estas en los zapatos del otro, mejor no hables, pero no minimices, no te creas superior, ni necesario, ni creas que puedes decir cómo el otro debe vivir su vida.
¿Quieres hacer algo por la discapacidad? Pues siéntela, vívela, entiéndela, molestate con ella, pero nunca la subestimes. Tu tienes otras. Todos tenemos nuestras discapacidades.
Aprende a ver, a escuchar, a sentir, y acompaña como tu, no como el premio nobel de la paz y la integración. No dejes de ser tu mismo, porque sino, no estarás dando nada bueno. Ser humilde y sincero, no siempre es tan fácil. Prueba. No te lo digo solo a ti, también me lo digo a mi misma. Para con las discapacidades de los demás, y para con las mías propias. Quizás aprendemos algo.

Como aprendieron estos dos, los protagonistas. Tan distintos, y tan viscerales ambos. Pero sobre todo, tan sinceros, con ellos mismos y con el otro. Por eso pudieron ser amigos. Aquí no hay pena, no hay lástima. Hay amistad. Hay lazos en serio. Con la persona. Esa que esta ahí, sosteniendo sus discapacidades. Son ellas las protagonistas y no sus sillas de rueda, sus muletas, bastones, audífonos, sistemas de drenaje, cicatrices, etc. Son ellas, y lo que ellas han hecho con todo eso. Así como tu eres lo que has hecho con lo que te ha tocado.
Parece que aquí, nuestro amigo de los barrios bajos, lo sabe bien, lo ha aprendido. O con su pobreza, o con sus situaciones, o porque se lo han enseñado. No anda por la vida pidiendo permiso para ser quien es. Y eso le gusta a nuestro otro personaje. Su desfachatez, su tratamiento no premeditado. Su ligereza. Y sus profundidades también. Porque parece que no, pero aquel amigo sin leyes, sabe mirar. Sabe mirar más allá de lo que mira. Es una persona atenta. No de modales, sino de despierto.
Me gustan los personajes así. Y me gusta todo aquel que de su discapacidad hace un puente, y si no puede, al menos se enoja, refunfuña, y no se hace ni el martir, ni el superado, ni el necesitado.
Todos, completamente todos, necesitamos de la gente. Necesitamos del amor, la amistad, la relaciones humanas. Todos necesitamos de otros, y otros de nosotros. No creerse ni más ni menos. Sino iguales. Tan fuertes como todos, y tan discapacitados como todos, es una tarea harto difícil. No es noble. Es esencial.
Si quieres ver a dos reírse de ellos mismos, formar una amistad verdadera, y hacer causa común con el otro. Vean la peli. Yo creo que les va a gustar. ;)

Y para los que son completamente amorfos en el baile, al igual que la que aquí les escribe, disfruten a este negro hermoso, bailando también hermoso, que no sé porque pero cantan y bailan como los dioses, hasta lo hacen parecer super fácil!!!

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Dialogando la gente se entiende... para el blog es importante tu opinión!
Pero ten en cuenta que no importa que tan igual o distinto pienses, siempre es necesario el respetuo mutuo.

Compartir

Buscando

Cargando...
 

Site Info

Mi lista de blogs


contador de visitas Bitacoras.com

Diálogos Cinéfilos Copyright © 2009 Community is Designed by Bie Converted To Community Galleria by Cool Tricks N Tips