Nuit #1



Título: Nuit #1

Año: 2011

País: Cánada

Director: Anne Émond

Guión: Anne Émond

Intérpretes: Catherine de Léan, Dimitri Storoge

Puntaje: 8





Hay películas que nos encantan aún con fallos. Esta es una. Podría decir que el fotograma final esta desubicado, injustificado. O decir que algunos diálogos como torrentes no suenan muy natural (aunque a veces vaya si ocurren!!!), algunos pasajes pueden sonar demasiado armados, oraciones bonitas y bien armadas poco frecuentes en el habla cotidiana (aunque a veces nos ponemos filósofos). Podría decir que el turno para hablar de uno y otro suena a un esquemático (“ahora yo” y “ahora te toca a vos”) que simplifica un guión que podría haber estado más enrevesado, resultando más cotidiano y diciendo lo mismo. Pero nada de eso me importó demasiado.


La peli hace sentir, hace pensar, engancha, y sobre todo, terminamos queriendo a esos dos seres, desconocidos, que se encuentran en un lugar bailable (boliche, discoteca, etc, como cada quién lo llame en su país) y terminan en la cama (mejor dicho en el colchón que tiene en el piso el muchacho). De un encuentro casual, de esos que terminan con un “chau, te llamo” (sin haberse pasado los teléfonos), o a veces sin ni siquiera un “chau”, surge, vaya a saber uno porqué (a veces las corazas un poco se corren, a veces nos cansamos un poco de tanta frialdad), una charla más que interesante entre ambos. Se conocen. Se cuentan. Se enojan. Se descifran. Y ya esto se esta pareciendo a un poema de Oliverio Girondo. Jajaja.


La cosa es que en una película de esas tan simples y tan lindas, quedamos enganchados por la torpeza de ella, y la ternura de él. Y por sus lados oscuros. Algo para remarcar con ganas es el cómo (una verdadera incógnita) esta tan bien lograda la sensación de ternura con pequeñas actitudes, miradas (más allá de las largas oraciones filosóficas que por otra parte están bien también), en un ambiente por demás solitario y sin embargo con tanta calidez contenida. Hay una magia ahí, no sé describirla, todo es solitario, ruinoso, triste, y frío; y en embargo sentirán la calidez bien entendida de una manera sutil pero que cala los huesos.


Para cerrar, valorar (una vez más), estas pelis con pocos personajes (solo ellos dos y algunos extras en el boliche), y la austeridad en la puesta en escena (ni el boliche se ve, podría haber sido filmado en el mismo departamento acondicionado con luces y perspectiva), diciéndonos que los pocos recursos siguen teniendo la capacidad de decir mucho. Y una puesta en escena soberbia en ese monoambiente derruido.
Y esas escenas… las silenciosas, las del pucho compartido y el humo en la luz de la noche; las del jabón como mimo más que como aseo; las del cuidado y las hirientes. Sumado a dos interpretaciones que cumplen y más, que no se van de tema, que se contienen en el universo de sus personajes y se tornan creíbles, bien humanos. Todo sumado a un guión que si bien podría haber sido mejor, no deja de estar trabajado, con pequeñas cosillas que se van enganchando, cobrando más sentido, a medida que vamos conociendo a los personajes, encajando todo bien en su forma de actuar y decir.
Se las recomiendo con ganas, pero sabiendo a lo que van. Es una especie de diálogo eterno como en “Antes del amanecer”, pero sin tanto romanticismo, aunque creo yo, con más ternura. Ya lo he dicho, errores tiene, redonda no es, pero no importa nada. J
P.D.: Encima de todo, miren que buenas imágenes!!!


Y termino con el poema de Girondo, que lo nombre y no me pude contener buscarlo e incluirlo J


Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan, 
se desgarran, se muerden, se asesinan, 
resucitan, se buscan, se refriegan, 
se rehúyen, se evaden y se entregan.
Oliverio Girondo


Título: Nuit #1

Año: 2011

País: Cánada

Director: Anne Émond

Guión: Anne Émond

Intérpretes: Catherine de Léan, Dimitri Storoge

Puntaje: 8





Hay películas que nos encantan aún con fallos. Esta es una. Podría decir que el fotograma final esta desubicado, injustificado. O decir que algunos diálogos como torrentes no suenan muy natural (aunque a veces vaya si ocurren!!!), algunos pasajes pueden sonar demasiado armados, oraciones bonitas y bien armadas poco frecuentes en el habla cotidiana (aunque a veces nos ponemos filósofos). Podría decir que el turno para hablar de uno y otro suena a un esquemático (“ahora yo” y “ahora te toca a vos”) que simplifica un guión que podría haber estado más enrevesado, resultando más cotidiano y diciendo lo mismo. Pero nada de eso me importó demasiado.


La peli hace sentir, hace pensar, engancha, y sobre todo, terminamos queriendo a esos dos seres, desconocidos, que se encuentran en un lugar bailable (boliche, discoteca, etc, como cada quién lo llame en su país) y terminan en la cama (mejor dicho en el colchón que tiene en el piso el muchacho). De un encuentro casual, de esos que terminan con un “chau, te llamo” (sin haberse pasado los teléfonos), o a veces sin ni siquiera un “chau”, surge, vaya a saber uno porqué (a veces las corazas un poco se corren, a veces nos cansamos un poco de tanta frialdad), una charla más que interesante entre ambos. Se conocen. Se cuentan. Se enojan. Se descifran. Y ya esto se esta pareciendo a un poema de Oliverio Girondo. Jajaja.


La cosa es que en una película de esas tan simples y tan lindas, quedamos enganchados por la torpeza de ella, y la ternura de él. Y por sus lados oscuros. Algo para remarcar con ganas es el cómo (una verdadera incógnita) esta tan bien lograda la sensación de ternura con pequeñas actitudes, miradas (más allá de las largas oraciones filosóficas que por otra parte están bien también), en un ambiente por demás solitario y sin embargo con tanta calidez contenida. Hay una magia ahí, no sé describirla, todo es solitario, ruinoso, triste, y frío; y en embargo sentirán la calidez bien entendida de una manera sutil pero que cala los huesos.


Para cerrar, valorar (una vez más), estas pelis con pocos personajes (solo ellos dos y algunos extras en el boliche), y la austeridad en la puesta en escena (ni el boliche se ve, podría haber sido filmado en el mismo departamento acondicionado con luces y perspectiva), diciéndonos que los pocos recursos siguen teniendo la capacidad de decir mucho. Y una puesta en escena soberbia en ese monoambiente derruido.
Y esas escenas… las silenciosas, las del pucho compartido y el humo en la luz de la noche; las del jabón como mimo más que como aseo; las del cuidado y las hirientes. Sumado a dos interpretaciones que cumplen y más, que no se van de tema, que se contienen en el universo de sus personajes y se tornan creíbles, bien humanos. Todo sumado a un guión que si bien podría haber sido mejor, no deja de estar trabajado, con pequeñas cosillas que se van enganchando, cobrando más sentido, a medida que vamos conociendo a los personajes, encajando todo bien en su forma de actuar y decir.
Se las recomiendo con ganas, pero sabiendo a lo que van. Es una especie de diálogo eterno como en “Antes del amanecer”, pero sin tanto romanticismo, aunque creo yo, con más ternura. Ya lo he dicho, errores tiene, redonda no es, pero no importa nada. J
P.D.: Encima de todo, miren que buenas imágenes!!!


Y termino con el poema de Girondo, que lo nombre y no me pude contener buscarlo e incluirlo J


Se miran, se presienten, se desean,
se acarician, se besan, se desnudan,
se respiran, se acuestan, se olfatean,
se penetran, se chupan, se demudan,
se adormecen, despiertan, se iluminan,
se codician, se palpan, se fascinan,
se mastican, se gustan, se babean,
se confunden, se acoplan, se disgregan,
se aletargan, fallecen, se reintegran,
se distienden, se enarcan, se menean,
se retuercen, se estiran, se caldean,
se estrangulan, se aprietan, se estremecen,
se tantean, se juntan, desfallecen,
se repelen, se enervan, se apetecen,
se acometen, se enlazan, se entrechocan,
se agazapan, se apresan, se dislocan,
se perforan, se incrustan, se acribillan,
se remachan, se injertan, se atornillan,
se desmayan, reviven, resplandecen,
se contemplan, se inflaman, se enloquecen,
se derriten, se sueldan, se calcinan, 
se desgarran, se muerden, se asesinan, 
resucitan, se buscan, se refriegan, 
se rehúyen, se evaden y se entregan.
Oliverio Girondo
Compartir

Buscando

Cargando...
 

Site Info

Mi lista de blogs


contador de visitas Bitacoras.com

Diálogos Cinéfilos Copyright © 2009 Community is Designed by Bie Converted To Community Galleria by Cool Tricks N Tips