Joker


Hay muchas críticas sobre el Joker, tanto negativas como positivas. Se teme lo que pueda ocasionar, y se duda de si vanagloria la violencia. Yo creo que la mayoría de los videojuegos que juegan los chicos hoy en día, incitan más a la violencia que esta película que solo trata de una persona enferma a la que la sociedad le da vuelta la cara.

Vamos a la realidad, si una persona es constantemente acosada de todas las formas posibles, es muy probable que tome represalias. Eso no está bien, pero es real.

Si analizamos las vidas de la gente que delinque, por ejemplo, podríamos encontrar algunas semejanzas. No digo todas, ni digo en todas las personas. Pero creo sinceramente que la gente no nace con maldad. La maldad se hace.

No está justificada, claro que no, eso es otro tema. Sino más bien está plasmada en la cinta. En cuanto a la parte política pasa otro tanto. Las revueltas no vienen porque un payaso mató a alguien, viene por cosas mucho más profundas que aquejan a ciudad Gótica en este caso.
Es una peli para mirar con criterio propio, eso sí.

Pero es una buena película, muy bien dirigida, y con un arte y una fotografía que son un lujo.
Prefiero detenerme en ello, unos colores entre ocres y tierras, con la luminosidad precisa, ni muy luminoso ni muy oscuro, que dan cuenta de una alegría perdida. De un payaso triste.

Los tipos de planos, son exquisitos, una fotografía de lujo en cada plano, para disfrutar realmente.
Y en las partes que se ve la ciudad, unos grises petróleos, junto con marrones claros que nos dan el toque de que algo no está bien en esa ciudad, miseria y ruinas realmente bien detalladas. Caldo de cultivo para que pase de todo allí, con cualquier excusa.

La verdad es que está para verla nuevamente solo para analizar los planos y los colores, porque es un verdadero lujo como está montado todo. De una tristeza increíble, donde se meten los colores de las caras de los payasos, como diciendo que todo es una gran broma, la sociedad toda, el trato con los otros, como si todos estuviéramos metidos en una tragedia intentando aun así poner nuestra mejor cara. Al menos eso le pasa al Joker al que vemos transformarse en el villano que luego aparecerá en las películas ya conocidas. Es una pre secuela de su vida, muy bien retratada, porque como dije nadie nace malo, y aunque no se justifique, la violencia suele traer más violencia, sobre todo si se da en lugares resquebrajados, y en mentes destrozadas. Pero vuelvo a decir, es para mirar con criterio propio. Esto es muy importante, el criterio propio, para no terminar creyéndonos un payaso cuando no lo somos, ni justificando actos que sean vistos como sean vistos, no dejan de estar mal.
Una peli para tratar en clases de sociología, en clases de psicología, de política, y, sobre todo, para charlar en casa con la familia, porque si hay algo que nunca viene mal, es un buen debate familiar, con amor, y con criterio.

Como dije, el arte es un lujo, así que por más que estén pululando las escenas por todos lados, las voy a volver a poner aquí, en una galería de imágenes porque me encanta el arte de esta peli.











Hay muchas críticas sobre el Joker, tanto negativas como positivas. Se teme lo que pueda ocasionar, y se duda de si vanagloria la violencia. Yo creo que la mayoría de los videojuegos que juegan los chicos hoy en día, incitan más a la violencia que esta película que solo trata de una persona enferma a la que la sociedad le da vuelta la cara.

Vamos a la realidad, si una persona es constantemente acosada de todas las formas posibles, es muy probable que tome represalias. Eso no está bien, pero es real.

Si analizamos las vidas de la gente que delinque, por ejemplo, podríamos encontrar algunas semejanzas. No digo todas, ni digo en todas las personas. Pero creo sinceramente que la gente no nace con maldad. La maldad se hace.

No está justificada, claro que no, eso es otro tema. Sino más bien está plasmada en la cinta. En cuanto a la parte política pasa otro tanto. Las revueltas no vienen porque un payaso mató a alguien, viene por cosas mucho más profundas que aquejan a ciudad Gótica en este caso.
Es una peli para mirar con criterio propio, eso sí.

Pero es una buena película, muy bien dirigida, y con un arte y una fotografía que son un lujo.
Prefiero detenerme en ello, unos colores entre ocres y tierras, con la luminosidad precisa, ni muy luminoso ni muy oscuro, que dan cuenta de una alegría perdida. De un payaso triste.

Los tipos de planos, son exquisitos, una fotografía de lujo en cada plano, para disfrutar realmente.
Y en las partes que se ve la ciudad, unos grises petróleos, junto con marrones claros que nos dan el toque de que algo no está bien en esa ciudad, miseria y ruinas realmente bien detalladas. Caldo de cultivo para que pase de todo allí, con cualquier excusa.

La verdad es que está para verla nuevamente solo para analizar los planos y los colores, porque es un verdadero lujo como está montado todo. De una tristeza increíble, donde se meten los colores de las caras de los payasos, como diciendo que todo es una gran broma, la sociedad toda, el trato con los otros, como si todos estuviéramos metidos en una tragedia intentando aun así poner nuestra mejor cara. Al menos eso le pasa al Joker al que vemos transformarse en el villano que luego aparecerá en las películas ya conocidas. Es una pre secuela de su vida, muy bien retratada, porque como dije nadie nace malo, y aunque no se justifique, la violencia suele traer más violencia, sobre todo si se da en lugares resquebrajados, y en mentes destrozadas. Pero vuelvo a decir, es para mirar con criterio propio. Esto es muy importante, el criterio propio, para no terminar creyéndonos un payaso cuando no lo somos, ni justificando actos que sean vistos como sean vistos, no dejan de estar mal.
Una peli para tratar en clases de sociología, en clases de psicología, de política, y, sobre todo, para charlar en casa con la familia, porque si hay algo que nunca viene mal, es un buen debate familiar, con amor, y con criterio.

Como dije, el arte es un lujo, así que por más que estén pululando las escenas por todos lados, las voy a volver a poner aquí, en una galería de imágenes porque me encanta el arte de esta peli.










Doubles Vies




Estamos en mitad del futuro. O algo así. Plena revolución tecnológica con todo lo que ello incluye. Desde la falta de privacidad en muchos casos, hasta la sinceridad extrema, en otros. El pasaje de los libros de biblioteca, a un mundo de libros digitales. La movida de las series, el amor más libre, quizás más humano, o menos hipócrita. Vaya uno a saber. La cosa, es que tenemos 5 personajes, y dos parejas. Ya vemos en los números que algo no andaría bien. Sin embargo, todo va mal, y todo va bien al mismo tiempo. Estamos en transición, de ideas, de supuestos, de silencios entendidos, y de charlas sobre el devenir de todas las cosas.

Enredos amoriles a por doquier, pero enredos también en cuestión de arte. Lo que vende y lo que no, también está la política, lo honesto y aceptable con lo que no.  Y pareciera que nadie, puede tirar la primera piedra. Nadie. Parece que nadie puede ser “el ejemplo”. Hasta el final, un supuesto happy end, nos hace dudar. Es que no nombran porque sí, a los tantísimos intentos infortunados de la pareja. Y no digo más.

El título, doble vida, da más cuenta de la situación sentimental de los personajes, pero también de esta dualidad en las charlas, esta mitad de camino entre lo anterior, y lo que se viene, donde de momento conviven ambas realidades, sin saber si esto seguirá así o no.

¿Hacemos mal en mirar series taquilleras? ¿Hacemos mal en preferir lo digital? ¿Somos dinosaurios si preferimos el libro en papel en la mesita de luz? ¿Acaso, si creemos en la honestidad de algún político, es que somos muy utópicos o sentimentales? ¿Es hipócrita creer en la monogamia? ¿Existe la monogamia de las ideas? ¿Nos estamos traicionando a nosotros mismos? ¿Estamos acaso traicionando a alguien? Y como si esto fuera poco, el autor, ¿pone siempre de uno? ¿la obra es siempre y ante todo biográfica? ¿Las reflexiones de twits son poemas de la nueva era? ¿Hay un romance con lo viejo? ¿Hay un romance con lo nuevo? ¿Existe la mentira? ¿Existen los silencios dichos?

Estamos en una época de transición, viviendo un poco de dos vidas. ¿Acaso eso está mal? Me quedo con el libro en la mesita de luz, con poder oler sus páginas, pero me bajo películas de internet, y adoro navegar por horas, un mundo que de otra manera no podría conocer. Creo en la sinceridad, y sé que toda obra tiene de uno, es para uno, y para otros, pero principalmente, para uno. “No hablo de fidelidad, sino de lealtad”, me dijo una vez una amiga. Y me costó años entender a qué se refería con esa diferencia. Los dejo con una canción.

 



Estamos en mitad del futuro. O algo así. Plena revolución tecnológica con todo lo que ello incluye. Desde la falta de privacidad en muchos casos, hasta la sinceridad extrema, en otros. El pasaje de los libros de biblioteca, a un mundo de libros digitales. La movida de las series, el amor más libre, quizás más humano, o menos hipócrita. Vaya uno a saber. La cosa, es que tenemos 5 personajes, y dos parejas. Ya vemos en los números que algo no andaría bien. Sin embargo, todo va mal, y todo va bien al mismo tiempo. Estamos en transición, de ideas, de supuestos, de silencios entendidos, y de charlas sobre el devenir de todas las cosas.

Enredos amoriles a por doquier, pero enredos también en cuestión de arte. Lo que vende y lo que no, también está la política, lo honesto y aceptable con lo que no.  Y pareciera que nadie, puede tirar la primera piedra. Nadie. Parece que nadie puede ser “el ejemplo”. Hasta el final, un supuesto happy end, nos hace dudar. Es que no nombran porque sí, a los tantísimos intentos infortunados de la pareja. Y no digo más.

El título, doble vida, da más cuenta de la situación sentimental de los personajes, pero también de esta dualidad en las charlas, esta mitad de camino entre lo anterior, y lo que se viene, donde de momento conviven ambas realidades, sin saber si esto seguirá así o no.

¿Hacemos mal en mirar series taquilleras? ¿Hacemos mal en preferir lo digital? ¿Somos dinosaurios si preferimos el libro en papel en la mesita de luz? ¿Acaso, si creemos en la honestidad de algún político, es que somos muy utópicos o sentimentales? ¿Es hipócrita creer en la monogamia? ¿Existe la monogamia de las ideas? ¿Nos estamos traicionando a nosotros mismos? ¿Estamos acaso traicionando a alguien? Y como si esto fuera poco, el autor, ¿pone siempre de uno? ¿la obra es siempre y ante todo biográfica? ¿Las reflexiones de twits son poemas de la nueva era? ¿Hay un romance con lo viejo? ¿Hay un romance con lo nuevo? ¿Existe la mentira? ¿Existen los silencios dichos?

Estamos en una época de transición, viviendo un poco de dos vidas. ¿Acaso eso está mal? Me quedo con el libro en la mesita de luz, con poder oler sus páginas, pero me bajo películas de internet, y adoro navegar por horas, un mundo que de otra manera no podría conocer. Creo en la sinceridad, y sé que toda obra tiene de uno, es para uno, y para otros, pero principalmente, para uno. “No hablo de fidelidad, sino de lealtad”, me dijo una vez una amiga. Y me costó años entender a qué se refería con esa diferencia. Los dejo con una canción.

 

Frances Ha


Di con esta peli de casualidad, buscando que ver en netflix. Y la verdad fue una buena elección.
Tiene un guion cuidado pero sencillo. Y un personaje central entrañable.
Habla de aquellas realidades que tenemos que enfrentar, tanto en lo amoroso como en lo laboral. Y seguir adelante.
Habla también, del paso de la adolescencia a la madurez, con todo lo que esto conlleva.


En un blanco y negro delicioso, con escenas simples pero cargadas de sentido. Nos metemos en la vida de Francis, en una especie de road movie que la tiene yendo y viniendo de aquí para allá, en un afán de encontrarse a sí misma.

Con una tristeza y una alegría, típica del que adolece, del que crece, del que busca y se busca.
El título, incompleto, que se entiende recién al final, da cuenta también de una personalidad construyéndose.

Es demasiado grande para muchas cosas ya, pero no se quiere dar cuenta de ello. No puede ser una eterna aprendiz, le dicen en el salón de baile. Y todos sus amigos van tomando un rumbo mientras ella viaja sin rumbo buscando frenéticamente esa adolescencia que ya perdió.

Vuelve a lugares conocidos, a gente conocida, una y otra vez, en su afán por no crecer, por no querer darse cuenta.
Pero a poco, sus cosas van cambiando, y su mentalidad empieza a ser otra, no sin sufrir, aunque siempre la veamos riendo, comiendo desaforada, o corriendo a lo loco.

Muy bien retratada la adolescencia, y ese agujero negro que supone empezar a ser adultos.
Frances tiene 27 años, y no quiere darse cuenta. Se lo dicen, pero ella sigue inmersa en querer ser una chica despreocupada de su edad como si la juventud fuese eterna.
Y no lo es.
Vean los pormenores de su vida, los detalles que tiene la cinta, tan bien hecha. No se la pierdan.



Di con esta peli de casualidad, buscando que ver en netflix. Y la verdad fue una buena elección.
Tiene un guion cuidado pero sencillo. Y un personaje central entrañable.
Habla de aquellas realidades que tenemos que enfrentar, tanto en lo amoroso como en lo laboral. Y seguir adelante.
Habla también, del paso de la adolescencia a la madurez, con todo lo que esto conlleva.


En un blanco y negro delicioso, con escenas simples pero cargadas de sentido. Nos metemos en la vida de Francis, en una especie de road movie que la tiene yendo y viniendo de aquí para allá, en un afán de encontrarse a sí misma.

Con una tristeza y una alegría, típica del que adolece, del que crece, del que busca y se busca.
El título, incompleto, que se entiende recién al final, da cuenta también de una personalidad construyéndose.

Es demasiado grande para muchas cosas ya, pero no se quiere dar cuenta de ello. No puede ser una eterna aprendiz, le dicen en el salón de baile. Y todos sus amigos van tomando un rumbo mientras ella viaja sin rumbo buscando frenéticamente esa adolescencia que ya perdió.

Vuelve a lugares conocidos, a gente conocida, una y otra vez, en su afán por no crecer, por no querer darse cuenta.
Pero a poco, sus cosas van cambiando, y su mentalidad empieza a ser otra, no sin sufrir, aunque siempre la veamos riendo, comiendo desaforada, o corriendo a lo loco.

Muy bien retratada la adolescencia, y ese agujero negro que supone empezar a ser adultos.
Frances tiene 27 años, y no quiere darse cuenta. Se lo dicen, pero ella sigue inmersa en querer ser una chica despreocupada de su edad como si la juventud fuese eterna.
Y no lo es.
Vean los pormenores de su vida, los detalles que tiene la cinta, tan bien hecha. No se la pierdan.


The Tomorrow Man


The Tomorrow man habla de manías. Con dos interpretaciones excelente, para sacarse el sombrero.
Como a veces, no vemos nuestros errores o mezquindades, hasta que las vemos en otros.
Como es innecesario pensar demasiado en el futuro, si por ello uno abandona, el presente.
Como el amor, es verse reflejado, es entenderse y conocerse a través del otro.
Como el futuro a veces, es solo una metáfora de lo que significa cambiar. Abrirse a un mundo a veces más incierto, pero no por ello, menos lindo.

Tomorrow man, habla de salirse de la zona de confort.

Con una escena final, hermosa, metáfora de esto que digo.
La historia de amor complementa perfectamente como excusa para hablar de otras cosas importantes, como ya dije, manías, miedos, recursos, formas de sobrevivir.
Y de vivir.

Hermosa historia. No vean solo la historia de amor, no vean solo lo relacionado con el apocalipsis, vean más allá, unas historias simples, con una peli llena de encanto, que habla más profundamente que lo que se deja ver en la superficie.
Un debut como director, de Noble Jones, quien también es el encargado del guion y de la fotografía. Y no lo hace nada mal.



The Tomorrow man habla de manías. Con dos interpretaciones excelente, para sacarse el sombrero.
Como a veces, no vemos nuestros errores o mezquindades, hasta que las vemos en otros.
Como es innecesario pensar demasiado en el futuro, si por ello uno abandona, el presente.
Como el amor, es verse reflejado, es entenderse y conocerse a través del otro.
Como el futuro a veces, es solo una metáfora de lo que significa cambiar. Abrirse a un mundo a veces más incierto, pero no por ello, menos lindo.

Tomorrow man, habla de salirse de la zona de confort.

Con una escena final, hermosa, metáfora de esto que digo.
La historia de amor complementa perfectamente como excusa para hablar de otras cosas importantes, como ya dije, manías, miedos, recursos, formas de sobrevivir.
Y de vivir.

Hermosa historia. No vean solo la historia de amor, no vean solo lo relacionado con el apocalipsis, vean más allá, unas historias simples, con una peli llena de encanto, que habla más profundamente que lo que se deja ver en la superficie.
Un debut como director, de Noble Jones, quien también es el encargado del guion y de la fotografía. Y no lo hace nada mal.


A dos metros de tí


Esta reseña es brevísima. No me suelen gustar mucho las pelis de enfermedades, pero esta, si me gustó. Me gustó porque empaticé de inmediato con los personajes.

Uno el polo opuesto de la otra. La chica, super comprometida con su tratamiento, y además con una manía por tener el control de todo. El chico, un tipo que se sale de los parámetros, que está rebelde con el tratamiento, y no hace mucho caso.

Ambos, se enamorarán. Pero lo que más me gustó, es la relevancia que la peli le da al tacto. Eso que llevamos con nosotros desde siempre. Acostumbramos, tocar, desde las cosas, hasta las personas. Demostramos nuestro afecto con abrazos, besos, un apretón de manos.
Justo lo que los personajes no pueden hacer porque al tener la misma enfermedad, puede tener consecuencias catastróficas para ambos.

Y ahí vemos, que se puede demostrar amor de muchas otras maneras, pero también se nos muestra la importancia de ese sentido que a veces no nos damos cuenta que tiene.

El amor, además, se torna a veces, un peligro, como en esta peli, y es de buen amar, saber alejarse a tiempo. A veces, esto no se suele entender bien, hasta que uno lo ve en otros cercanos, o lo vive uno. Pero a veces, elegimos perder a quien amamos, con tal de que el otro pueda hacer una mejor vida sin nosotros. Difícil elección, pero muy noble.




Esta reseña es brevísima. No me suelen gustar mucho las pelis de enfermedades, pero esta, si me gustó. Me gustó porque empaticé de inmediato con los personajes.

Uno el polo opuesto de la otra. La chica, super comprometida con su tratamiento, y además con una manía por tener el control de todo. El chico, un tipo que se sale de los parámetros, que está rebelde con el tratamiento, y no hace mucho caso.

Ambos, se enamorarán. Pero lo que más me gustó, es la relevancia que la peli le da al tacto. Eso que llevamos con nosotros desde siempre. Acostumbramos, tocar, desde las cosas, hasta las personas. Demostramos nuestro afecto con abrazos, besos, un apretón de manos.
Justo lo que los personajes no pueden hacer porque al tener la misma enfermedad, puede tener consecuencias catastróficas para ambos.

Y ahí vemos, que se puede demostrar amor de muchas otras maneras, pero también se nos muestra la importancia de ese sentido que a veces no nos damos cuenta que tiene.

El amor, además, se torna a veces, un peligro, como en esta peli, y es de buen amar, saber alejarse a tiempo. A veces, esto no se suele entender bien, hasta que uno lo ve en otros cercanos, o lo vive uno. Pero a veces, elegimos perder a quien amamos, con tal de que el otro pueda hacer una mejor vida sin nosotros. Difícil elección, pero muy noble.



20 Pelis para ver de 2019

¡Llegó la hora de hacer listas! Voy a compartirles la lista de pelis por ver que hice, y que poco a poco irán apareciendo las reseñas aquí. Por supuesto elegí veinte, pero hay muchas más. Cuéntame si ya viste alguna de estas, y qué te parecieron. Me ayudará mucho. Intenté poner pelis de países diversos, dándole más importancia quizás a Europa, porque es donde más acceso suelo tener luego para conseguirlas, salvo las argentinas, que claro, voy al cine. La lista, aún sin haberlas visto, refleja un poco mis intereses y gustos personales al elegir, qué podría ver y qué no me apetece en lo más mínimo. Espero poder conseguirlas a todas. Si alguno sabe de algún enlace donde vio alguna de las mencionadas, bien puede dejármelo en los comentarios, me sería de gran ayuda. Sin más pasemos a la lista, sin orden de preferencia.

Mientras dure la guerra. España



 

Nueva Mente. Argentina



 

Wolfwarlers. Irlanda



 

Historia de un matrimonio. Estados Unidos.



 

La inocencia. España

 

Los días que vendrán. España



   

La virgen de Agosto. España



 

Tan cerca, tan lejos. Francia



 

La biblioteca de los libros rechazados. Francia.



   

Dobles Vidas. Francia



 

Un atardecer en la Toscana. Polonia.



 

Downton Abbey. Reino Unido.



   

A dos metros de ti. Estados Unidos



   

El despertar de las hormigas. Costa Rica.



   

Tu fotografía. Alemania.



 

Esto no es Berlín. México.



 

The Tomorrow man. Estados Unidos.



   

Parasite. Corea del sur.



   

La verdad. Francia.



   

El tiempo contigo. Japón.



 

 Si no vieron ninguna: ¿cuál les llama más la atención? Si ya vieron alguna, no se olviden de decirme cuál y que les pareció. ¡Hasta el próximo post!
¡Llegó la hora de hacer listas! Voy a compartirles la lista de pelis por ver que hice, y que poco a poco irán apareciendo las reseñas aquí. Por supuesto elegí veinte, pero hay muchas más. Cuéntame si ya viste alguna de estas, y qué te parecieron. Me ayudará mucho. Intenté poner pelis de países diversos, dándole más importancia quizás a Europa, porque es donde más acceso suelo tener luego para conseguirlas, salvo las argentinas, que claro, voy al cine. La lista, aún sin haberlas visto, refleja un poco mis intereses y gustos personales al elegir, qué podría ver y qué no me apetece en lo más mínimo. Espero poder conseguirlas a todas. Si alguno sabe de algún enlace donde vio alguna de las mencionadas, bien puede dejármelo en los comentarios, me sería de gran ayuda. Sin más pasemos a la lista, sin orden de preferencia.

Mientras dure la guerra. España



 

Nueva Mente. Argentina



 

Wolfwarlers. Irlanda



 

Historia de un matrimonio. Estados Unidos.



 

La inocencia. España

 

Los días que vendrán. España



   

La virgen de Agosto. España



 

Tan cerca, tan lejos. Francia



 

La biblioteca de los libros rechazados. Francia.



   

Dobles Vidas. Francia



 

Un atardecer en la Toscana. Polonia.



 

Downton Abbey. Reino Unido.



   

A dos metros de ti. Estados Unidos



   

El despertar de las hormigas. Costa Rica.



   

Tu fotografía. Alemania.



 

Esto no es Berlín. México.



 

The Tomorrow man. Estados Unidos.



   

Parasite. Corea del sur.



   

La verdad. Francia.



   

El tiempo contigo. Japón.



 

 Si no vieron ninguna: ¿cuál les llama más la atención? Si ya vieron alguna, no se olviden de decirme cuál y que les pareció. ¡Hasta el próximo post!

La Odisea de los Giles


Corría el año 2001 en Argentina, cuando apareció el famoso “corralito”, es decir, en pocas palabras que los que tenían depositada plata en el banco no podían sacarla.
Ese es el momento de la peli, el momento justo cuando el corralito de buenas a primeras se hace presente.

Seguimos a un grupo de vecinos, algunos hasta amigos, que se ven afectados por esto. Pero lo importante para mí del filme, es la época en la que se estrenó, con un dólar a precio muy alto, y una incertidumbre que se nota en la gente, entre otras cosas.
Y uno ve la peli, y le da miedo. No sé si se estrenó apropósito o qué, pero a uno le termina asustando que todo eso vuelva, te da cuenta que en realidad la economía del país es tan débil que todo puede pasar. Y asusta.

Volviendo a la peli, tiene un reparto de lujo, grandes actuaciones, partes muy dramáticas, y otras muy hilarantes. Realmente una mezcla bien hecha. Un libro de Sacheri, aquel que escribía la novela que luego se haría película (el secreto de tus ojos).

Una tragicomedia, bien planteada, bien ambientada, y muy bien actuada. Con un final épico, sin dejar de lado, algún episodio triste, como para que no todo sea un happy end.
Unos perdedores, como dice el slogan, que no quisieron serlos.

Vale la pena verla, le sacará alguna sonrisa, le hará pensar en el país. Y recordarán una época nada grata de nuestra economía, pero que, con la magia del cine, termina, como a muchos nos hubiera gustado. En ese sentido, repite la fórmula de su viejo éxito, dándole a los personajes, características de justiciero.
Cabe destacar la elección de la música justa, en momentos justos de la peli, que le dan un toque extra a todo.
Para ver en familia.



Corría el año 2001 en Argentina, cuando apareció el famoso “corralito”, es decir, en pocas palabras que los que tenían depositada plata en el banco no podían sacarla.
Ese es el momento de la peli, el momento justo cuando el corralito de buenas a primeras se hace presente.

Seguimos a un grupo de vecinos, algunos hasta amigos, que se ven afectados por esto. Pero lo importante para mí del filme, es la época en la que se estrenó, con un dólar a precio muy alto, y una incertidumbre que se nota en la gente, entre otras cosas.
Y uno ve la peli, y le da miedo. No sé si se estrenó apropósito o qué, pero a uno le termina asustando que todo eso vuelva, te da cuenta que en realidad la economía del país es tan débil que todo puede pasar. Y asusta.

Volviendo a la peli, tiene un reparto de lujo, grandes actuaciones, partes muy dramáticas, y otras muy hilarantes. Realmente una mezcla bien hecha. Un libro de Sacheri, aquel que escribía la novela que luego se haría película (el secreto de tus ojos).

Una tragicomedia, bien planteada, bien ambientada, y muy bien actuada. Con un final épico, sin dejar de lado, algún episodio triste, como para que no todo sea un happy end.
Unos perdedores, como dice el slogan, que no quisieron serlos.

Vale la pena verla, le sacará alguna sonrisa, le hará pensar en el país. Y recordarán una época nada grata de nuestra economía, pero que, con la magia del cine, termina, como a muchos nos hubiera gustado. En ese sentido, repite la fórmula de su viejo éxito, dándole a los personajes, características de justiciero.
Cabe destacar la elección de la música justa, en momentos justos de la peli, que le dan un toque extra a todo.
Para ver en familia.


Under The Tree


Bajo el árbol, o como se tradujo en español “bueno vecinos”. Y bue… todo no se puede jajajajaja. La cosa es que bajo el árbol pasan cosas. Pero, esta fue mi apreciación al verla. Sentí, en un momento dado, que estaba ante dos películas diferentes, ese es el mayor problema que creo, tiene este filme. Por un lado, un drama, bien armado, y bien sostenido. Una separación, más una disputa entre vecinos por un árbol. Todo va bien, y va creciendo la problemática, hasta que, de golpe y porrazo, todo se transforma en una gran tragedia, con una escena digna de Shakespeare, que, si bien no está mal, no venía a cuento por la temática y por la forma de narrar que tenía hasta ese momento la peli.
Por lo demás, tiene un cierre digno, sacando esa escena que podría haberse hecho, pero de otra manera.

Hechos desencadenantes, a veces, son los menos importantes, pero traen aparejado un sinfín de situaciones. Eso es lo que rescato de la película.

Una pareja que se separa por algo que visto detenidamente no es más que un problema menor, pero que fue la frutilla del postre para entender que la pareja no funcionaba.
Con el árbol pasa lo mismo, un árbol testigo de muchas cosas, pero que no puede comunicar sus saberes. Una intrincada, hasta graciosa por momentos, sucesión de conflictos, entre los vecinos, todo por aquél árbol, que en un momento no molestó, hasta que empezó a hacerlo. Otra frutilla de otro postre, que genera un efecto en cadena, que por supuesto, no termina nada bien.

Y una escenita final, que nos da a pensar, en muchas cosas, y como muchas veces, ese dejarnos llevar, esta infundado.

Y unos personajes, algunos más logrados que otros, como el de la madre, que está bien armado y bien actuado. Que no los dejará indiferentes. Quizás hubiera preferido, más empatía con los vecinos, que la peli no se situara en uno de los bandos, y que sea más profunda en cuanto a la vida de los vecinos, para que también nos generara empatía, y, por ende, no saber de qué lado estar. Pero claro, esa hubiera sido mi peli, no la del director de under the tree.
Para verla, sacando la escena shakesperiana, todo funciona bien.




Bajo el árbol, o como se tradujo en español “bueno vecinos”. Y bue… todo no se puede jajajajaja. La cosa es que bajo el árbol pasan cosas. Pero, esta fue mi apreciación al verla. Sentí, en un momento dado, que estaba ante dos películas diferentes, ese es el mayor problema que creo, tiene este filme. Por un lado, un drama, bien armado, y bien sostenido. Una separación, más una disputa entre vecinos por un árbol. Todo va bien, y va creciendo la problemática, hasta que, de golpe y porrazo, todo se transforma en una gran tragedia, con una escena digna de Shakespeare, que, si bien no está mal, no venía a cuento por la temática y por la forma de narrar que tenía hasta ese momento la peli.
Por lo demás, tiene un cierre digno, sacando esa escena que podría haberse hecho, pero de otra manera.

Hechos desencadenantes, a veces, son los menos importantes, pero traen aparejado un sinfín de situaciones. Eso es lo que rescato de la película.

Una pareja que se separa por algo que visto detenidamente no es más que un problema menor, pero que fue la frutilla del postre para entender que la pareja no funcionaba.
Con el árbol pasa lo mismo, un árbol testigo de muchas cosas, pero que no puede comunicar sus saberes. Una intrincada, hasta graciosa por momentos, sucesión de conflictos, entre los vecinos, todo por aquél árbol, que en un momento no molestó, hasta que empezó a hacerlo. Otra frutilla de otro postre, que genera un efecto en cadena, que por supuesto, no termina nada bien.

Y una escenita final, que nos da a pensar, en muchas cosas, y como muchas veces, ese dejarnos llevar, esta infundado.

Y unos personajes, algunos más logrados que otros, como el de la madre, que está bien armado y bien actuado. Que no los dejará indiferentes. Quizás hubiera preferido, más empatía con los vecinos, que la peli no se situara en uno de los bandos, y que sea más profunda en cuanto a la vida de los vecinos, para que también nos generara empatía, y, por ende, no saber de qué lado estar. Pero claro, esa hubiera sido mi peli, no la del director de under the tree.
Para verla, sacando la escena shakesperiana, todo funciona bien.



The Public




Emilio Estevez, aquel actor de "El club de los cinco" (peli para adolescentes de los 80), es ahora director, y sigue siendo actor.
Además es el guionista de esta peli ¿Algo más?
Si, que hace muy bien su trabajo.
Una película con un dilema por resolver, dentro de la biblioteca pública que sirve de lugar de refugio para indigentes en las épocas invernales.
Un reparto más que interesante, pero donde prima el guión por encima de los demás elementos del filme.
Una historia conmovedora, que reclama soluciones simples a problemas complicados.
Y es que a veces, solo hace falta un poco de buena voluntad.
Una historia clara, simple, pero con mucha denuncia.
No hay que olvidar el papel de la prensa, bien retratado en la peli, como algo que puede tanto ayudar como entorpecer, las situaciones. Y la política de fondo, donde priman a veces cuestiones que no tienen nada que ver con el sentido común, y el beneficio de todos.
Digna de ver.






Emilio Estevez, aquel actor de "El club de los cinco" (peli para adolescentes de los 80), es ahora director, y sigue siendo actor.
Además es el guionista de esta peli ¿Algo más?
Si, que hace muy bien su trabajo.
Una película con un dilema por resolver, dentro de la biblioteca pública que sirve de lugar de refugio para indigentes en las épocas invernales.
Un reparto más que interesante, pero donde prima el guión por encima de los demás elementos del filme.
Una historia conmovedora, que reclama soluciones simples a problemas complicados.
Y es que a veces, solo hace falta un poco de buena voluntad.
Una historia clara, simple, pero con mucha denuncia.
No hay que olvidar el papel de la prensa, bien retratado en la peli, como algo que puede tanto ayudar como entorpecer, las situaciones. Y la política de fondo, donde priman a veces cuestiones que no tienen nada que ver con el sentido común, y el beneficio de todos.
Digna de ver.



Elisa y Marcela


Una película hermosa, y cruda. Con una pregunta final para pensar.
Con una realidad, que lamentablemente aún se vive en muchos lugares del mundo.
Una fotografía de lujo, realmente maravillosa.
Algunos planos son extraordinarios, con cierre entre escenas y escenas como los cierre de antaño, ese círculo que se va achicando para fundir por completo y pasar a la siguiente escena. No abundan, pero tiene los suficientes como para dar también cuenta de la época en la que pasaron los hechos, aunque haya sido filmado ahora, tiene ese toque de antaño, que se agradece.
Dos actuaciones jugadas, e interesantes, y algunos secundarios que apenas si pintan porque lo importante en esta peli son ellas dos, que se comen la pantalla. Realmente muy bien actuado.
Genial la selección de escenas para contar la historia.
Me gustó muchísimo.
Peli para tener en cuenta, claro que si.




Una película hermosa, y cruda. Con una pregunta final para pensar.
Con una realidad, que lamentablemente aún se vive en muchos lugares del mundo.
Una fotografía de lujo, realmente maravillosa.
Algunos planos son extraordinarios, con cierre entre escenas y escenas como los cierre de antaño, ese círculo que se va achicando para fundir por completo y pasar a la siguiente escena. No abundan, pero tiene los suficientes como para dar también cuenta de la época en la que pasaron los hechos, aunque haya sido filmado ahora, tiene ese toque de antaño, que se agradece.
Dos actuaciones jugadas, e interesantes, y algunos secundarios que apenas si pintan porque lo importante en esta peli son ellas dos, que se comen la pantalla. Realmente muy bien actuado.
Genial la selección de escenas para contar la historia.
Me gustó muchísimo.
Peli para tener en cuenta, claro que si.



Kimi no na wa (Tu nombre)


Cada tanto me decanto por la animación. Antes porque mi niña era pequeña. Ahora, no compartimos pixar, pero si animé.
Esta peli me la recomendó ella.
Lo importante que tiene es el mensaje. No voy a hablar mucho de ella, porque lo bueno es que la vean y saquen sus conclusiones.
Una historia de amor, con bellísimos países, unos gráficos de lujo. Como nos suele acostumbrar el animé.
Dicen que hay un hilo rojo que conecta a las personas que están destinadas a encontrarse.
En esta película se hace uso de la ciencia ficción, para dar cuenta de eso. Aquellos que no quieren cosas imaginativas, o busquen demasiada realidad, abstenercer. Es para mirar con los ojos del alma, y el corazón en un puño.
No es perfecta, pero es sensible. Muy recomendable. Me gustó tanto que me dieron ganas de seguir viendo animé.
Les dejo después de la imagen, un video que explica parte del simbolismo de esta peli. Realmente digno de ver. 





Cada tanto me decanto por la animación. Antes porque mi niña era pequeña. Ahora, no compartimos pixar, pero si animé.
Esta peli me la recomendó ella.
Lo importante que tiene es el mensaje. No voy a hablar mucho de ella, porque lo bueno es que la vean y saquen sus conclusiones.
Una historia de amor, con bellísimos países, unos gráficos de lujo. Como nos suele acostumbrar el animé.
Dicen que hay un hilo rojo que conecta a las personas que están destinadas a encontrarse.
En esta película se hace uso de la ciencia ficción, para dar cuenta de eso. Aquellos que no quieren cosas imaginativas, o busquen demasiada realidad, abstenercer. Es para mirar con los ojos del alma, y el corazón en un puño.
No es perfecta, pero es sensible. Muy recomendable. Me gustó tanto que me dieron ganas de seguir viendo animé.
Les dejo después de la imagen, un video que explica parte del simbolismo de esta peli. Realmente digno de ver. 




La maleta mexicana



Había una vez, del otro lado del océano, una guerra civil. Había también tres fotógrafos (dos hombres y una mujer) que estuvieron retratando los pormenores de la guerra.
Las consecuencias, son inalcanzables, como en toda guerra. Porque tienen eco. Un eco que dura generaciones.

Una maleta llena de negativos viaja junto a miles de exiliados. Porque el eco no solo viaja en el tiempo sino en el espacio. Llegando hasta México.
No viví esa guerra. Pero soy de las generaciones del eco. De otro eco, y otra guerra. Donde también se cruzaba el océano en busca de un lugar mejor.

70 años después, los negativos salen a la luz, y con ellos esta historia, contada por muchos sobrevivientes, y por muchas fotos, impresionantes, sobre otros tantos que no sobrevivieron.

A esta altura ya saben de qué guerra civil hablo, y de que tres fotógrafos. Pero sino, miren la película.
Un documental de los necesarios. 




Había una vez, del otro lado del océano, una guerra civil. Había también tres fotógrafos (dos hombres y una mujer) que estuvieron retratando los pormenores de la guerra.
Las consecuencias, son inalcanzables, como en toda guerra. Porque tienen eco. Un eco que dura generaciones.

Una maleta llena de negativos viaja junto a miles de exiliados. Porque el eco no solo viaja en el tiempo sino en el espacio. Llegando hasta México.
No viví esa guerra. Pero soy de las generaciones del eco. De otro eco, y otra guerra. Donde también se cruzaba el océano en busca de un lugar mejor.

70 años después, los negativos salen a la luz, y con ellos esta historia, contada por muchos sobrevivientes, y por muchas fotos, impresionantes, sobre otros tantos que no sobrevivieron.

A esta altura ya saben de qué guerra civil hablo, y de que tres fotógrafos. Pero sino, miren la película.
Un documental de los necesarios. 


Compartir
 

Mi lista de blogs

Diálogos Cinéfilos Copyright © 2009 Community is Designed by Bie Converted To Community Galleria by Cool Tricks N Tips